Posteado por: janeindy | 9 noviembre, 2011

Aguacates rellenos con salsa de queso y gambas

Ya hacía tiempo que no escribía nada por aquí. Las prisas, que no son malas consejeras, no han ayudado a ello, la verdad. Y el verano ha sido de relax cibernético (en la medida de lo posible). Así que, por qué no volver a las andadas? Pues para empezar, dos nuevas recetas basadas en el aguacate. Y como viene siendo habitual: de un mismo producto, dos recetas. Comer bien por poco!

Ingredientes:

2 aguacates maduros (sin pasarse tampoco)
150 gr. de gambas peladas cocidas (congeladas o no, da lo mismo)
4 palitos de sucedáneo de cangrejo (a.k.a.: “surimi”)
100 gr. de queso Philadelphia (si os sobró un poco de la receta de la quesada 🙂
1 guindilla de Cayena pequeña

Preparación:

Cortar los aguacates en mitades, de forma transversal. Retirar el hueso y con una cuchara pequeña, vaciar la pulpa interior de dos de dichas mitades. Reservar la pulpa de las otras dos mitades para la receta del guacamole…

Ahora hay que cortar los palitos de cangrejo (preferentemente en pequeñas rodajas, aunque también se podría hacer en pequeños dados) y verterlos en un pequeño bol o cuenco junto con la pulpa del aguacate que hemos vaciado previamente. Con la ayuda de un cuchillo, cortar la pulpa del aguacate, sin llegar a hacerlo “puré”.

En una sartén, dorar las gambas sin pasarse en aceite muy caliente. Si están congeladas obviamente tardarán un poco más, pero no hay que preocuparse. Añadir seguidamente la guindilla de Cayena pequeña troceada. Saltear un poco más, unos 4 minutos, hasta que vaya reduciendo el agua sobrante de las gambas. Poco antes de retirar la sartén del fuego, añadir el queso Philadelphia y remover hasta conseguir que se mezcle de forma homogénea con las gambas y la “salsa”, deshaciendo los posibles grumos que aparezcan del queso.

Por último, vertemos las gambas con la salsa de queso junto con el aguacate triturado y el surimi. Mezclamos todo muy bien en caliente y rellenamos las 4 mitades de aguacate que vaciamos al principio.

Como habréis podido observar, con la pulpa de 1 aguacate hay suficiente para rellenar 2 aguacates (una vez añadidas las gambas y el resto de ingredientes…). Si sois más glotones, basta con añadir mayor cantidad de pulpa de aguacate, o por ejemplo, unos dados de tomate bien escurridos.

Y a comer! Se puede consumir bien en caliente, recién hecho, o dejándolo templar y guardándolo en la nevera. Y al no contener mahonesa, como otras recetas de aguacates rellenos, no hay tantos problemas de conservación.

Espero que os guste!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: